La Princesa de los Jardines de Viena

•28 de enero de 2014 • Dejar un comentario

palacio-schonbrunnNunca creí llegar a la conclusión de que realmente la quise mucho, no me malinterpreten, no es que no hubiera querido, todo lo contrario, pero en esos días no pude hacerlo, no pude quererla como se merecía. No era yo, o sí lo era; más bien… era menos yo de lo que soy ahora.

Cuando hablábamos la hacía reír mucho, le gustaba mi ácida crítica a todo lo que me parecía absurdo y divertido. Yo reía también, creía que era por vanidad porque la conquistaba con cada sonrisa, pero la verdad es que yo reía porque me sentía feliz de escucharla reír y ver cómo brillaban sus ojos mientras lo hacía. Probablemente quería que sonriera porque yo en el fondo  no era feliz por algunas razones del pasado.

Ella no era la clásica mujer que me atraía, en cambio, era la clásica niña consentida que adora la vida nocturna, de esas que se va a fiestas con sus amigos y tiene muchos pretendientes, nunca entendí por qué ella se había interesado en alguien como yo, ni tampoco entendía por qué nos llevábamos tan bien, el romance es cosa de locos y en eso sí había algo en común entre ella y yo, había locura entre nosotros.

A veces me sentía extraño platicándole de mi gusto por los libros, la pintura y la música rock, al menos parecía interesarle lo que le platicaba. No creo que antes de salir conmigo alguno de sus pretendientes la hubiera invitado a un museo. Ella sólo escuchaba lo que sus amigas escuchaban, en fiestas de esas que terminan en la madrugada, o en los bares exclusivos de la ciudad, oscuros centros de entretenimiento donde las personas bellas y solitarias se conocen, se enamoran, y luego de bailar, se intercambian números de celular. A la mañana siguiente no quieren volver a saber de su pareja de la noche anterior, para no enamorarse, para no sentir… o vayan ustedes a saber por qué no.

Pero Ximena quería sentir algo conmigo, hasta el día de hoy, ignoro si realmente se enamoró de mí o estaba empezando a hacerlo, tampoco entiendo la razón. Quizá estaba harta de la mediocre plática que tenía con sus numerosos pretendientes, quizá encontró en mí alguien que veía la belleza que hay en ella además de sus piernas de piel clara que le encantaba presumir. Se cansó de que aún sin tener la intención de presumirlo, todos hablaban con ella dirigiendo su mirada hacia su escote, incluso sus falsos amigos.

Yo la invité a salir porque me atraía, sin duda era una mujer muy guapa y coqueta. Sin embargo, y lo digo muy en serio, jamás pensé que hubiera esa mágica conexión desde la primera vez que fuimos al cine a ver aquella estúpida película de terror en la que el poseído protagonista termina matando a su familia. En el transcurso, yo sólo quería lanzarme a besarla pero no lo hice porque supuse que todos sus pretendientes lo habían hecho, me sentí insultado de verla con ojos de sexo, ella merecía más que mi deseo sexual, por eso en la primera escena de esas que te hacen saltar de un susto, ella me tomó del brazo, giré mi cabeza y le sonreí a los ojos, ella me devolvió la sonrisa y yo le ofrecí de mi Ice azul porque para variar ¡no había del rojo!

No la besé, aunque inumerables veces quise hacerlo, hasta la quinta cita. En las citas anteriores ella sólo coqueteaba como solía hacerlo, era muy natural en ella, es imposible por muy racional que seas no caer en el juego de una mujer que domina el poder de la expresión corporal de la seducción, no la estudio en ningún lugar, ella lo traía por instinto y por eso nunca le faltaba alguien que la invitara a salir, como yo en este caso.  Frecuentemente la abrazaba y le daba algún beso en la mejilla, y para no sufrir demasiado, me alejaba a los pocos segundos. Siempre supo que yo no era como los hombres con los que había salido, y no pretendía serlo, ellos me daban náuseas. Para mí, eran por así decirlo, un montón de basura, de esos que pasan horas en el gym fortaleciendo todos sus órganos, menos el más importante: el cerebro.

A ratos me aburría, cuando no dejaba de hablar de sus amigas y sus infantiles problemas con sus “parejas”, o de lo mal que se sentía cuando alguna de ellas le dejaba de hablar. Yo escuchaba y trataba de hacerlo con atención, aunque a veces me perdía en su plática. No tenía la mínima intención de aprender el nombre de todos y cada uno de sus falsos amigos y amigas.

Ximena no buscaba consejos, yo tampoco se los daba. Cuando tenía algo que la preocupara sólo le decía cosas como:-¿Y qué harás al respecto?- a lo que ella me daba otra larga respuesta en la que al final resultaba resolver sus problemas ella sola. El hecho de que era superficial, no significaba que no fuera inteligente, incluso llegaba a asombrarme su agilidad mental.

Eventualmente no pude resistir. Al salir de un museo, la primera vez que fuimos a uno, ocurrió. Encontramos una banca para sentarnos y platicar sobre la bella exposición que acabábamos de presenciar. Mientras hablábamos llegó a nosotros la música de un vals popular de Strauss que seguramente todos hemos escuchado en alguna fiesta de quince años. Me divirtió la idea de bailar, me levanté de un salto y de forma ceremonial le ofrecí mi mano, ella soltó una carcajada y me dió la suya, pensó que mi bufonería terminaría ahí, pero aplicando un poco de fuerza hice que se levantara conmigo y bailara.

-Imagina que estás en los jardines de Viena- le dije, a lo que ella respondió luego de una carcajada:

-No baila nada mal, señorito.

-Preferiría que me llamara Príncipe, señorita- le contesté burlónamente.

-¿El Príncipe de la canción?- me sorprendió de nueva cuenta su agilidad mental.

-El principe del Vals, más bien, y usted: “La princesa de los jardines de Viena”- le contesté y reímos aún más mientras inconscientemente nos acercábamos un poco más de lo normal. La ví diréctamente a los ojos y en un tono más serio le dije: – Mi princesa.

Lo siguiente que recuerdo fue la mágica sensación de sus labios carnosos y su húmedo y delicado beso, nunca pensé que besara de forma tan tierna, tan pura y auténtica. Realmente disfruté ese beso anhelado, los dos flotamos y todo a nuestro al rededor parecía difuminarse como en una pintura de un hermoso cuadro.

Tuvimos más citas, más besos, caricias y abrazos, más museos, más películas mediocres en el cine comercial, más risas, realmente la pasé muy bien en ese tiempo, fue como un alivio al dolor que habitaba en mi interior. Si no fuera porque yo no estaba bien del todo, quizá hubiéramos seguido saliendo, pero ¿por qué no me sentía bien? no lo sé y sí lo sé. No estaba bien, tenía rencor guardado hacia mi ex novia culta, extremadamente inteligente y distinguida, la seguía extrañando y esto no era justo para Ximena, me sentía inútil y triste por no poner mis sentimientos del pasado en donde correspondían.

Al mismo tiempo, Ximena notaba esto en mí y un día luego de un beso me preguntó qué tenía. Yo le respondí vagamente:

-Ximena, yo… – la tomé de la mano, y traté de seguir:

-Yo no… yo no me encuentro bien, aún siento algo por… creo que tú no tienes ninguna la culpa de esto… pero…

Ximena entendió perfectamente lo que quería decirle como prácticamente cualquier mujer hubiera entendido, ellas entienden un lenguaje más emocional que verbal, y con sus ojos tristes, puso su mano en mis mejillas y me dijo:

-Oye, tú no tienes que preocuparte más por mí, perdóname si lloro, ya sabes como somos las mujeres.- La abracé sin entender la profundidad de lo que me acababa de decir, la abracé por mucho tiempo hasta que me dio un beso en la mejilla y la acompañé hasta su casa.

Si volviera en el tiempo, seguro lloraría con ella y le pediría mil disculpas por mi estúpido comportamiento, nunca pensé que hubieran sentimientos involucrados entre ella y yo, y a final de cuentas le había hecho daño.

Al ir caminando rumbo a mi casa, no pude más y decidí sentarme en un pequeño parque que se encontraba en el camino entre su casa y la mía. Me senté y de inmediato sentí el llanto incontenible, lloré silenciosamente y como si fuera un delito llorar, lo hice en secreto. Hasta que mis ojos se cansaron de hacerlo y no quedó ni una gota más de tristeza. Lloré por mí, por mi ex novia, por Ximena, por el dolor que causa el final de una relación, por las personas ajenas a una relación que sufren por culpa de dos. Lloré y medité sobre lo afortunado que había sido por haber recordado lo que era sentir profundamente con el corazón. Y todo fue gracias a Ximena, la mujer aparentemente superficial que no salía de las fiestas en la madrugada, la mujer de piel clara y lindas piernas.

Aquella coqueta y dulce mujer me había dado una enorme lección y me había hecho entender lo patético de mi situación. A pesar de eso, no quería hacerle más daño y decidí conservar una amistad con ella. Al poco tiempo la ví con un tipo alto, mucho más guapo que yo, supongo. Al verme, me sonrió y yo la saludé desde lejos. Volvió a la vida banal que acostumbraba, o al menos eso pensé en mi interior.

Poco tiempo después salimos y platicamos de nuestra situación actual, me dijo que ya llevaba siete meses con su novio y que se sentía muy feliz y enamorada. Me dijo que intentaba llevarlo a museos aunque no eran de su agrado, lo cuál me hizo reír, sentía algo de celos por él para ser sincero. Me preguntó cómo estaba yo, le dije que no había vuelto a salir con nadie más pero que a pesar de eso, me encontraba muy contento con mi vida.
-¿Volverás con tu ex?- preguntó con curiosidad.
-Lo dudo mucho y sinceramente no sé si sea lo más adecuado.- Luego de una breve pausa, finalicé con:

-Gracias a ti, ya no siento rencor por ella ni por nadie, me siento realmente libre.
Le pedí una sincera disculpa por lo que había pasado entre ella y yo y antes de seguir, me tomó de la mano y me dijo que no había nada qué disculpar, que al contrario, era una mejor persona gracias a mí y que además del gusto por los museos, ahora también le gustaba leer y escuchar grupos de rock. Yo me sentí muy orgulloso y melancólico por lo que me decía, le dije que ella merecía ser feliz siempre, que era una maravillosa persona y una bella y linda mujer. Caminábamos rumbo a su casa platicando y sonriendo como era costumbre entre nosotros, con sus manos en mi brazo.

-A pesar de todo, estoy preocupada por ti…- me dijo de repente. La tomé de una mano, la miré de frente a los ojos y le dije: -Ahora eres tú la que no debe preocuparse más por mí. Gracias por todo, Ximena.

-Eres un gran chico, sé que encontrarás a alguien con quién bailar el Vals en los Jardines de Viena.

-Yo sólo espero que sea tan buena bailarina como tú.

Anuncios

Presentación de mi primer Demo de Videojuego

•18 de diciembre de 2012 • Dejar un comentario

Al fin tengo el gusto de presentarles mi proyecto de Videojuegos, el cuál ha resultado ser una grata experiencia y un humilde logro más en mi carrera. Gracias por estar leyendo estas líneas y por su apoyo. Sin más, entramos en detalle:

pantalla_inicio1

 

Willy The Bee

Storyboard (Historia Introductoria)

Willy, el personaje principal del juego es una joven abeja de 21 días de edad la cuál, tiene la tarea de volar por primera vez fuera de su colmena con un grupo de abejas precoreadoras o recolectoras a conseguir alimento (nectar, polen y propoleo) para la supervivencia y prosperidad de su gran familia de abejas.

Todo marchaba muy bien para Willy y su grupo de abejas recolectoras en su viaje hasta que súbitamente son atacadas por abejas de otras colmenas, como Willy es aún muy joven para pelear, debe huir del campo de batalla y de repente, se encuentra sola en un ambiente lleno de peligros y enemigos.

Los objetivos de Willy son, en primer lugar sobrevivir de los enemigos que aparezcan en su camino (abejas de otras colmentas) y en segundo, regresar a su colmena tratando de llevar consigo la mayor cantidad posible de alimento (puntos), de esta forma, se ganará un lugar de respeto en toda la comunidad de abejas al haber logrado su objetivo por sí sola siguiendo sus instintos.

Ambientación

Un gran jardín lleno de peligros.

Gameplay

La abeja Willy, debido a su inexperiencia no puede luchar contra sus rivales, esto hace que sea más dificil su supervivencia. Lo único que puede hacer es esquivarlos, volar lo más rápido que pueda para sobrevivir y en en el camino, recolectar alimento para su colmena.

El alimento se obtiene con: Nectar (figuras amarillas), polen (circulos color verde oscuro), propoleo (figura de varios colores).

Las estrellas amarillas son un recurso de ayuda para el jugador y dan una vida.

El final del juego en este demo es alcanzado a los dos minutos, cuando aparece la colmena.

Antecedentes

La inspiración del juego surge del afamado “Space Invaders”, por su simpleza, jugabilidad y entretenimiento intrínseco. Mi idea fue crear un videojuego con el tema de las abejas que tuviera los aspectos antes mencionados, sencillo de entender, entretenido y que el jugador pudiera aprender un poco sobre la compleja organización de las abejas.

Descarga

La carpeta del juego la pueden descargar en el siguiente enlace:

http://www.mediafire.com/?4i412zh68iw1b00

Instalación

  1. Una vez descargada la carpeta WillyTheBee_Setup.zip , se debe descomprimir.
  2. Entrar en la carpeta WillyTheBee_Setup y dar doble click al archivo setup.exe. En caso de que solicite algún permiso para ejecutar el archivo,  dar click en aceptar.
  3. Una vez instalado el juego, se iniciará su ejecución.

Agradecimientos

Este, mi primer demo de videojuego no hubiera sido posible sin el apoyo de las siguientes personas:

  • Sergio Giovanni Bisogno León y Vélez, muchas gracias por su gran ayuda en la implementación, así como por su tiempo, paciencia y grandes consejos. Muchas gracias por todo, brother :D.
  • Itzel Xantal Luna Mendoza por sus magníficas ideas y excelentes conocimientos como estudiante de veterinaria. Gracias por tu apoyo, motivación y ayuda, prima. Me ayudaste como no te imaginas en la etapa de diseño del juego.
  • Jhennifer Monserrat Ceballos Crespo por su enorme apoyo incondicional a lo largo del semestre, por su cariño, tiempo y su ayuda en la etapa de pruebas técnicas. Muchas gracias por todo lo anterior y más, preciosa.
  • Pedro Vega por sus conocimientos en programación y consejos en la implementación del juego.

Dedicatoria especial a:

Maria Elena Luna Mendoza y Diego Javier Peralta Leyva mis padres, por su apoyo y amor incondicionales :D.

•19 de octubre de 2012 • Dejar un comentario

sexitoes

El término Realidad Aumentada (RA) está ganando fuerza y se apunta como una de las ofertas tecnológicas más interesantes de los próximos años. Pero ¿qué significa realmente Realidad Aumentada ?

Realidad Aumentada es el término utilizado para definir la visualización conjunta de elementos reales del entorno junto a elementos virtuales o capas de información actualizadas en tiempo real.

Fuente: Ouya
Para más información: ¿Qué es la Realidad Aumentada?

Ver la entrada original

Un patético romántico

•18 de octubre de 2012 • 4 comentarios

En mi vida han habido muchos días tristes a pesar de que soy una persona muy sonriente. He tenido graves crisis de tristeza y depresión como todos alguna vez hemos tenido. 

Pocas veces he sentido esa sensación tan terrible de un vacío en el alma que queda abandonada, como en uno de los días más tristes de mi vida, uno en el que una persona de las que más ha trascendido en mi vida me estaba diciendo adiós, yo no pude pensar y lo único que recuerdo que dije, fue: “¿Qué voy a hacer con tanto amor?”. Lo dije sin llorar, pero lo sentí muy fuerte en el corazón. Lo dije con mucho miedo, no sé si soné patético, tierno o estúpido, pero lo hice sin pensar.

“¿Qué voy a hacer con tanto amor?” Esa frase probablemente no sólo debió aplicarse a aquel momento en aquella distante tarde gris, traumática y solemne; además, también se convirtió en una que describe muchos aspectos de mí, déjenme explicarme bien. Yo amo la vida, amo sonreír, me encanta querer y amar sin limites, como un demente, como un salvaje. En muchos sentidos tengo miedo a amar de esa forma. Hoy en día a nadie le interesa el amor, ni el cariño, ni los valores. Si a ti sí te interesan entonces eres un ser solitario e incomprendido como yo porque el mundo está tan lleno de odio y malas personas que es deprimente, inverosímil. No puede ser que aún naciendo del fruto del amor seamos capaces de guardar tantos resentimientos y tanto rencor con la vida.

Por todo lo anterior mi patética y desgarradoramente honesta frase: “¿Qué voy a hacer con tanto amor?” es lo que probablemente me pregunto a diario. ¿Servirá ser  tan idealista, soñador y romántico? Esa es mi gran preocupación, mi miedo radica en que sea completamente inútil y que el día de mañana la vida me demuestre que soy un espíritu de otros tiempos, de otra época en la cuál era útil amar, en la que amar nos hacía leyendas, nos volvía inmortales.

Ahora, ¿los mortales amamos para algo en especial? ¿Para ser amados? Vayan ustedes a saber.

 

Los mejores Editores de Texto

•30 de julio de 2012 • 2 comentarios

Los editores de texto son nuestros compañeros en esas interminables horas tipeando código, pero en realidad, no solo los geeks o programadores los usamos, no olvidemos que un editor de texto tiene la principal función de crear, guardar, editar un archivo de texto en general y por lo tanto, son muy útiles también a aquellas personas que escriben texto ya sea por profesión o por gusto propio.

 

El editor de texto perfecto


No creo que exista el editor perfecto aún. Cada uno tiene sus pros y sus contras, de hecho dudo que algún día llegue a existir, aunque conforme pasan los años podemos encontrar mejores editores, más rápidos, más potentes, más ligeros, etc..dependiendo de nuestros propios gustos y es bueno para nosotros tener esa variedad de donde escoger.

En mi opinión personal los mejores editores de texto deben ser minimalistas, no como los grandes IDE’s que dejan nuestras computadoras sin un Giga más de memoria y tardan media hora en arrancar, ¿verdad Netbeans? :). Es cierto también, que si estamos trabajando en un proyecto muy grande y específico de cierto lenguaje como Java por ejemplo, probablemente Netbeans o Eclipse sea la mejor opción.

Otro IDE moderadamente minimalista que he usado es Geany y la verdad es bastante bueno y si estás interesado en algún IDE (Integrated Development Environment) podría ser una buena opción puesto que es muy configurable. Este post no es sobre IDEs si no sobre editores de texto, entonces vamos a lo que nos concierne aquí.

Mis favoritos

Emacs

Lo conocí en mi primer semestre en la facultad, mi primera impresión de él fue un poco mala, me desesperaba un poco puesto que no entendía muy bien lo de las combinaciones de teclas que hay que utilizar sus comandos.

Cabe mencionar que emacs trabaja con buffers y está implementado en EmacsLisp que a su vez, está implementado en C. Su primera aparición fue en 1976 y a la fecha aún sigue siendo uno de los más usados por la comunidad de usuarios y programadores.

Instalación

Tan fácil como tipear en la terminal:

sudo apt-get update
sudo apt-get install emacs23


Un cubo muy interesante que puedes hacer por ti mismo para no olvidar esos comandos puedes encontrarlo aquí.


Ventajas y desventajas

La desventaja más importante desde el punto de vista de un usuario es que su curva de aprendizaje es un poco amplia, tienes que tomarte el tiempo de aprender a usarlo antes de poder practicar sus comandos.

Cuenta con licencia GPL y cuenta con una cantidad inumerable de funciones entre las que están algunas muy especiales como introducir comandos de la terminal dentro del editor, algo sin duda muy poderoso.

A primera vista emacs es un editor de texto complejo, sin embargo una vez que logras, con la práctica, aprender las combinaciones de teclas, realmente es uno de los editores más veloces que podrás encontrar y te sentirás como un ninja programando en este editor, tiene cierto encanto programar en el editor que creo la leyenda viviente Richard Stallman.

Vim

Otro clásico de clásicos para los usuarios de Linux. Este editor tiene el poder de estar insalado por defecto en cualquier sistema basado en UNIX, sin embargo se llama Vi. Vim es un editor mejorado de Vi, de hecho Vim significa “Vi improved”.

Esta característica es una gran cualidad, Vim es un editor increíblemente ligero y hasta en la computadora más viejita podemos trabajar en él. Incluso en windows su instalación es muy sencilla.

La primera versión de Vim apereció en 1991 por su creador Bram Moolenar y la característica que lo diferencía de otros editores es que trabaja con distintos “modos” en los que se va alternando para realizar ciertas operaciones. De ahí que sea un tanto complicado para la mayoría de usuarios.

Instalación

sudo apt-get update
sudo apt-get install vim

*Vi ya viene por defecto en Linux

Ventajas y Desventajas

Su desventaja principal es que su curva de aprendizaje es quizá más amplia que la de emacs, o al menos para mí así lo fue, sus comandos son un poco más dificiles de memorizar que los de emacs.

Su ventaja más importante es la velocidad que alcanzas una vez que domines sus comandos y la simpleza de trabajar con el en modo texto. También cuenta con licencia GPL. Yo lo utilizo bastante cuando quiero modificar con pocas líneas un archivo desde la terminal, emacs también puede abrirse desde la consola pero vim es más ligero.

No dejes de conocerlo, siempre es recomendable saber usar de todo por si algún día tenemos que usarlo por alguna razón. No creía que vim tuviera tantos fans pero hace pocos días conocí algunas personas que lo defienden a muerte y es su editor favorito, también tiene su encanto trabajar con este editor.

Sublime Text 2

El novedoso y encantador editor de texto, digo nuevo porque los anteriores son bastante más viejecitos. Se puede decir que Sublime Text 2 es la evolución de Vim simplificada.

Sublime Text 2 nació como una extensión para Vim, pero su evolución lo llevó a convertirse en el editor de texto que es hoy, un editor minimalista, estético y muy poderoso.

Su primera versión estable apareció el 26 de Junio del 2012 (hace muy poco) por su creador Jon Skinner. Está implementado en C++ y en Python.

Instalación

Gracias a nuestros amigos de Webupd8 podemos instalarlo de la siguiente forma:

sudo add-apt-repository ppa:webupd8team/sublime-text-2
sudo apt-get update
sudo apt-get install sublime-text   , o bien:
sudo apt-get install sublime-text-dev


Ventajas y Desventajas

La desventaja principal probablemente tenga que es software propietario, aunque se puede descargar de forma gratuita.

En cambio, las ventajas son numerosas, es muy ligero, multiplataforma, la curva de aprendizaje es mínima si no es que nula lo cuál implica que es muy fácil de usar e intuitivo, su autocompletado funcina de maravilla y cuenta con muchas características que lo han hecho tan popular en muy poco tiempo, cuenta también con la capacidad de reconocer muchísimos lenguajes de programación por defecto (Java, Python, Ruby, HTML, etc…) y sin instalar ningún plugin adicional. La instalación en linux también es muy sencilla y cuenta con un archivo .exe en la página oficial de Sublime Text.

Yo lo recomendaría a cualquier usuario principiante incluso que empieza a programar porque no hay que aprender tanto para utilizarlo. Incluso a los que les gusta escribir blogs, artículos y demás, porque cuenta con una función llamada “Enter Distraction Free Mode” que en efecto, quita todo lo demás para que puedas concentrarte en escribir. Se activa con MAYUS+F11 y realmente es útil.

Sin duda se ha convertido en el editor de texto que utilizo con mayor frecuencia al programar y escribir y es que el autocompletado es fantástico y el minimalismo del editor es excelente y muy elegante.

No dejes de probarlo porque seguro que te asombrará su poder.

 

Conclusión

Finalmente, cada quién encontrará su editor de texto ideal y en este post pude dar un panorama general sobre mis editores de texto preferidos, espero que encuentren el que más se acomode a sus necesidades.

No dejes de recomendarme plugins o algún otro editor minimalista que encuentres por ahí.

Reflexión

•16 de julio de 2012 • Dejar un comentario

Una vez más me encuentro escribiendo por aquí. Hoy quiero escribir sobre lo importante que es pensar sobre nuestros problemas emocionales y psicológicos, encontrar la paz, la solución a lo que nos lastima.

Muchas veces le damos mil vueltas a un problema porque nos da flojera y miedo sentarnos un momento a pensar o mejor dicho a reflexionar.

Reflexionar es lo que hace que el ser humano se distinga de otros seres vivos, o al menos eso es lo que creemos porque dudo mucho que los animales no reflexionen o tengan razonamientos complejos. Entonces, deberíamos de utilizar la reflexión como una ayuda a nuestros corazones a encontrar la paz y saber manejar el dolor que sentimos cuando algo nos lastima, pero no siempre es fácil; adentrarnos en lo más profundo de nuestros sentimientos puede ser muy riesgoso.

Pensar en lo que me entristece, para mí, es como abrir la Caja de Pandora, puedo encontrar secretos maravillosos que me ayuden a conocerme más, o todo lo contrario, puedo sacar todos los demonios que viven en lo más profundo y tenebroso de mi ser, lastimarme y lo peor lastimar a otras personas. Sin embargo, pensar es lo que me salva de mis tristezas, arreglar lo que hay dentro de mi mente, sanar los dolores al encontrar alguna práctica solución a mis preocupaciones y por qué no hasta poder intuir lo que puede pasar si estoy haciendo algo mal.

La mente no tiene límites y si podemos guiar bien nuestras emociones con base en nuestros pensamientos entonces todo marchará bien, no hay que dejar que el onojo y los impulsos emocionales nos gobiernen o todo se volverá un caos. Ahora bien, si la mente no tiene límites, imagina el poder que tiene, imagina por un momento contar con un arma que no tenga límites y usarla para luchar contra tus propios demonios.

Algo práctico que podemos hacer es que en algún momento de nuestro estresante día ya sea en la noche o en la tarde, en esos 5 minutos libres que todo mundo deberíamos de tener, sentarnos o acostarnos con calma y hacer una retrospectiva de lo que fue nuestro día y recordar las emociones que sentimos. A lo mejor nos enojamos por algo y fuimos muy impulsivos e irracionales, entonces al reflexionar sobre dicho problema sabremos que nos portamos mal, y probablemente debamos pedir una disculpa, las cosas seguro mejorarán porque habremos aprendido a no ser tan impulsivos. A lo mejor algo nos hizo muy felices y en ese momento no tuvimos el tiempo de asimilarlo pero pensándolo con calma sabremos que si volvemos a hacer lo que nos hizo felices seguramente nos dará más felicidad.

Debemos estudiarnos a nosotros mismos, aprender de nuestros propios errores porque así estaremos preparados para la próxima vez que nos pasen cosas malas, ya sabremos cómo fue que nos equivocamos anteriormente y ya habremos pensado cómo debemos actuar.

Leí esta frase uno de estos días:

“El error es lo más humano que existe, no seas tan perfecto, ¡equivócate y aprende!”

Espero que esta frase, así como este post, te hagan reflexionar sobre tus propios conflictos y recuerda: Equivócate, reflexiona y aprende de tus errores.

Tiempo

•22 de marzo de 2012 • Dejar un comentario

ImagenCómo se extrañan las cosas que amas hacer y a veces las dejas a un lado, por falta de tiempo o por razones adversas. Hacía mucho que no me daba el gusto de poder escribir como debería.

Siempre pienso “voy a escribir algo sobre esto” y cuando menos me doy cuenta ya no lo hice, y sé que la idea sigue presente en mi cabeza y no se irá a menos que se me atrofie el cerebro o algo, pero no lo hago porque no me doy el tiempo de escribir. En fin, es algo que no podemos evitar y por eso hoy que tengo unos minutos libres quiero darme un poco de tiempo para poner en orden mis pensamientos estando ustedes como testigos de mi locura.

Hoy pensé escribir sobre el tiempo. El tiempo es esa entidad dimensional que realmente no sé si pueda definirse del todo en pocas palabras, este ente es misterioso, mágico, peligroso, no tiene límite, no tiene principio, nadie puede controlarlo a pesar de que se intente, porque el tiempo no es de este mundo, vive en el universo y no tiene dueño, es un ser que deambula a paso firme o al menos nos da la ilusión de que es así, sin embargo, a veces se acelera y cuando menos lo esperamos ya cambió radicalmente. No sé si sólo sea una percepción de que nos distrajimos y el tiempo se nos “adelantó” o si realmente sea su mero capricho. Lo que es seguro es que el tiempo es “inexorable”, esa palabra siempre me hace pensar en él. No hay obstáculos que no pueda vencer, deberíamos aprender de él y de todas las enseñanzas que nos deja.

Sería excelente poder tomar su ejemplo y seguir siempre al mismo paso a pesar de la adversidad, de las dificultades emocionales y mentales que uno pueda tener, y a paso firme seguir y seguir nunca volteando hacia atrás siempre en el presente y listo para el futuro. El tiempo es un gran maestro si lo pensamos así. A pesar de la tristeza y de las tragedias seguir adelante y ser indestructible, inagotable, eso sí que es una extraordinaria virtud.

Hay que admirar de él, su libertad y su independencia, porque el tiempo es libre, no da explicaciones ni espera que lo entiendas o no, el es así y seguirá siendo así aunque te parezca caprichoso. Si quieres meterte en sus asuntos saldrás más confundido que contento, sólo es amable con quien es amable con él, si eres cuidadoso el te ayudará en tus asuntos y te cuidará para que todo te salga bien.

¡Cuántas similitudes hay entre mi persona y el tiempo! Nunca lo hubiera imaginado, me parece muy curioso ¿no es así?

 
A %d blogueros les gusta esto: