Escribir es sexy y liberador

•5 de enero de 2012 • 2 comentarios

En esta ocasión sólo escribo por escribir, en realidad, tanto para mí como para muchas otras personas solitarias, es como una especie de terapia.

Hay una frase de Oscar Wilde que queda muy bien aquí: “No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo”. Es maravilloso compartir por medio de las letras, nuestra propioa alma tal como es, con todos sus defectos y rarezas, a quienes nos leen. Es como si uno estuviera desnudo, o dicho de otra forma, sin ropa y encuerado frente a los lectores, qué perturbador ¿no?

Probablemente quienes escribimos seamos nudistas, degenerados, exhibicionistas, o enfermos ninfómanos; entonces, escribir es bastante sexual; escribir es sexy y liberador.

Escribir ayuda a conocerse mejor a uno mismo, porque hay cosas que se pueden expresar más fácil escribiendo que hablando. Aún más, hay sentimientos que uno ni siquiera imagina que tiene hasta que salen escribiendo. Lo anterior, desde mi punto de vista, pasa porque los seres humanos somos reprendidos todo el tiempo. Siempre nos dicen lo que hacemos mal, que nos falta esto, que nos falta lo otro, que somos muy idiotas, que no sabemos hacer esto otro y un montón de tonterías que la gran mayoría de gente frívola practica todo el tiempo (los regaños de los padres no están incluídos aquí) con afán de reprimirnos a nosotros, los que sabemos pensar y sentir. Como si esas personas represoras fueran mejores, como si alguien fuera mejor que los demás, ¡vaya estupidez!

De ahí que escribir, sea una de tantas formas para escapar de los complejos de dichos represores emocionales, hay que aprender a liberarse de complejos infantiles y cómicos hasta cierto punto. Escribir es una gran salida, como la música. Para otros son las drogas, pero eso más bien yo lo veo como salir de una jaula para entrar en una jaula más chica e incómoda. Las bellas artes son grandes ejemplos de libertad emocional. Hay un un montón de salidas positivas, mi consejo está en tomar alguna o todas las que se puedan. Las mías son cantar, escuchar música, leer, escribir. ¿Qué hay de las tuyas?

Cómo sincronizar Twitter, Facebook y Google+ sin complicaciones

•14 de octubre de 2011 • 9 comentarios

Antes de empezar ya sé que hay muchos blogs e información acerca de este tema que es muy básico y que todos en algún momento nos hemos preguntado.

En lo personal soy enemigo de que los blogueros expliquen las cosas como si todo mundo fuera experto en computación. Por lo tanto, trataré de explicar de la forma más fácil posible como sincronizar Twitter, Facebook y Google+ para que este post sea de utilidad para cualquier tipo de usuario.

Sincronizando Twitter y Facebook

Dedicamos mucho de nuestro tiempo a las redes sociales y por eso es bueno contar con herramientas que nos ayuden a tener más productividad y administrarlas de forma rápida sin que nos hagan perder el tiempo. Tiempo es dinero, compañeros =P.

Entonces, lo más fácil para sincronizar nuestros tweets con Facebook, es con la aplicación oficial de Twitter en Facebook. Para utilizarla es tan fácil como escribir en la barra de búsqueda de Facebook, la palabra: “Twitter”. Y aparecerá lo siguiente:

Damos click en la opción “Go to your twitter profile to start” , nos manda a twitter, entramos, damos permisos a la aplicación y ya está.

Todos nuestros tweets se publicarán automáticamante en Facebook y de paso, le daremos más publicidad a nuestra cuenta de Twitter, así nuestros contactos de Facebook conocerán nuestro @nickname de twitter y podrán entrar a nuestro perfil con un sólo click. Así de fácil, lo raro es que a veces lo más fácil es lo más difícil de encontrar.

Les recuerdo que esto es sólo para sincronizar tus tweets en Facebook. Si lo que quieres es lo contrario, o bien, sincronizar tus estados de Facebook en Twitter, a continuación explico la forma de hacerlo. También sirve si la forma anterior no les gusta o si desean también sincronizar Google+.

Sincronizando Twitter, Facebook y Google+

Para sincronizar las tres redes sociales más populares,  mi forma favorita y más simple de hacerlo es instalando una extensión para Google Chrome que se llama: “Publish Sync”. La podemos encontrar aquí: https://chrome.google.com/webstore/detail/socialba-publish-sync/pminglaclldhniegaaacebbaojlkiipf .

Es tan simple como instalarla y acceder a nuestras respectivas cuentas.

Una vez que hayamos accedido, podemos cambiar las opciones para sincronizar por ejemplo sólo Google+ con Facebook, o Twitter y Facebook nada más, etc. Eso es todo, ahora, cada vez que publiquemos algo en Facebook por ejemplo, aparecerá algo como esto:

En Twitter, aparecerá algo así:

Sólo debemos seleccionar con una palomita en qué cuentas queremos que también se publique. Bien fácil ¿verdad?

Para quienes todavía no usan Google Chrome como navegador ya sea por desconocimiento o por cualquier otra causa, recomiendo ampliamente que lo empiecen a utilizar, es muy minimalista, bonito, rápido y eficiente.

Espero que les haya sido de utilidad. Buena vibra para todos ustedes =).

En busca del Oasis

•13 de octubre de 2011 • 1 comentario

Hay muchos motivos para sentarse un momento a pensar en varias cosas, yo soy de las personas que siempre reflexionan mucho, me gusta ser así.

La curiosidad ha sido mi compañera desde que tengo memoria, y también la soledad como buen hijo único.

Mi curiosidad, de cierta forma ha marcado mi vida, así como la soledad, que no considero que sea mala para mí ni para nadie. No intento combatir mi soledad, sin embargo, me gusta aproximarme a veces a las personas, disfruto bastante escuchar lo que tengan que contarme, aprendo mucho de dichas pláticas, para un ser solitario como yo, es genial ver el mundo a través de los ojos de otra persona.

Aunque me cuenten disparates escucho atentamente, es lo que me hace aproximarme a sus vidas, lo que me mantiene en contacto con el mundo real, de otra forma, como lo hace un globo, estaría flotando a la deriva en medio de mis fantasías infantiles y cuentos estelares de algún planeta lejano a muchos años luz de distancia de aquí.

De hecho, a pesar de ser un ser torcidamente solitario, me gusta la buena compañía, lo difícil al menos para mí, es encontrarla. Hay mucha gente en el mundo y muy poca gente interesante, sin ánimos de sonar mamón o antisocial (que en realidad tengo bastante de lo segundo y poquito de lo primero). Lo difícil es encontrar seres que me dejen maravillado, atónito de curiosidad y cuando eso pasa me da mucha emoción conocer más sobre tal persona. En cierta forma me siento como un ser que absorbe todo lo que puede de las personas interesantes. Es gracioso saber que a la gente le encante platicar sobre sus vidas y sus problemas pero pocas veces se interesan en los tuyos, ¿no te ha pasado? a mí sí y mucho.

En realidad no me interesa que alguien me pregunte o no sobre mi vida, a mí me encanta preguntar y a menudo soy como un entrevistador, me gusta ver la reacción de las personas, como cambian sus gestos, sus miradas, como se contradicen, o saber que tanto saben mentir o si dicen la verdad, o como transmiten sus miedos, sus alegrías y experiencias de todo tipo mientras hablan. Las personas interesantes son como el oasis en el desierto de la soledad, sí, eso son para mí. Le dan un giro a todas mis ideas, me hacen tener muchísimos puntos de vista y muy variados.

Gracias a la vida que tengo excelentes amigos y todos ellos, en definitiva, entran en mi clasificación dorada de interés, aunque también hay personas que no son mis amigos y son interesantes, incluso hay gente que me parece odiosa y repugnante y no por eso dejan de ser interesantes para mí.

No es que sea un omnisexual (aquél que le da a todo ser animado y no animado) que quiera con todas las personas que me interesan (de hecho soy bastante heterosexual, tengo novia y soy muy feliz con ella) sólo me intereso en sus experiencias de vida porque de esa forma aprendo mucho y no siento como si estuviera perdiendo mi tiempo en una plática sosa y aburrida. ¿A veces no te pasa que sientes que alguna conversación es una pérdida de tiempo? Si te pasa a menudo es porque estás en el solitario desierto en el cuál yo me encuentro varias veces, pero no te preocupes, encontrarás tarde o temprano el oasis del que hablo y te sentirás con muchas ganas de saciar tu sed de conocimiento. Aunque ten cuidado, podrías ser sólo víctima de un espejismo o ilusión. O a poco no te ha pasado que pensaste que alguien era maravilloso(a) y luego dijiste “Es un(a) idiota”.

Siempre recomendaré que escuches atentamente a las personas que te rodean, quién sabe, a lo mejor alguna persona puede ser tu oasis y te tranquilice su inteligencia. Juntarte con personas inteligentes, hace mucho bien. Juntarte con gente aburrida, da dolores de cabeza y ganas de huir.

Si con algo de esto te sentiste identificado ya somos dos, ¿lo ves? no estamos tan sólos en el universo, los de nuestra bizarra pero adorable especie.

Así fue mi Cirugía Laser

•25 de agosto de 2011 • Dejar un comentario

Desde hace algunos años mis papás me habían dicho que algún día me pagarían una cirugía láser de ojos, mi mamá ya había tenido una anteriormente, pero yo tuve que esperar pacientemente hasta ahora que tengo 23 años para operarme.

Cuando mi mamá un día me dijo: “Ve investigando lo de tu cirugía”, yo sólo investigué digamos tecnicamente la información necesaria, porque aún no sentía los nervios que sí sentí minutos antes de la operación. Todo fue muy rápido y por eso traté de concentrarme y estar muy bien física y mentalmente para enfrentar ese suceso que iba a cambiar mi vida. Por  coincidencias extrañas de la vida, un día hablando con mi amigo Pedro que estudia Medicina, me comentó que justo acababa de operarse unos dias antes. Me dijo que el doctor que lo operó era excelente y vaya que lo era. Desde luego lo investigué y tenía un currículum bastante impresionante.

Entonces decidí ir a la clínica a valorarme para saber si era apto o no, y conocí en persona al Doctor Arenas. Me dijo que no era apto para la cirugía estándar llamada Lasik, pero que sí era apto para otra técnica llamada PRK. Básicamente es más delicada y el tiempo de recuperación es mayor que con la técnica Lasik.  Me habló detalladamente del proceso y pude notar tanto su profesionalismo como su preparación y conocimiento. Por eso mi mamá me todos modos me preguntó si aceptaba operarme y yo le dije sin pensarlo más que sí. Tuve sólo una semana para mentalizarme.

Momentos antes de la cirugía, estaba muy nervioso pero poco a poco me fui calmando. Al momento de entrar a la sala de operación me abrumó ver una máquina bastante imponente, me pidieron que me acostara y viera hacia el punto verde aunque se volviera borroso con el paso del laser. Y se puso borroso luego de unos minutos de que el laser comenzó a perforar. Anteriormente me prepararon para el láser con anestesia y ganchos en mis párpados para que no cerrara los ojos, por un momento me sentí como Alex de “Naranja Mecánica”.

Cuando sentí el láser me dio algo de pánico pero inmediatamente lo eliminé porque debía ver el punto verde y nada más. Me pareció curioso que el láser llega de lado, en forma diagonal, ese pensamiento distrajo mis nervios. Cuando terminaron los momentos más difíciles, o sea los del láser, el cirujano me humectó mi ojo con una pequeña jeringa con agua fresca y se siente un gran alivio. Debo decir que el láser si lastima un poco, contrario a lo que dicen en muchas páginas de internet, repito: sí duele. O más bien, se siente una molestia algo extraña, no un dolor agudo, más bien una molestia difícil de asimilar, pero si uno está preparado mental y físicamente puede sobrellevarlo.

Temblé un poco al sentir el agua recorriendo mi retina, bien pudieron haber sido mis lágrimas de alivio. Sentí la mano de una enfermera en mi mano, fue un gesto increíble, de alguna forma sentí como si fuera mi mamá calmandome cuando tenía 6 años, me tranquilicé enormemente. Fueron momentos muy difíciles.

El cirujano procedió a realizar lo mismo con mi otro ojo, pero como yo ya sabía el procedimiento todo fue más tranquilo y sin tanto sufrimiento. Cuando al fin salí de la sala de operaciones no noté mucho la diferencia pero antes de salir, pude ver a través de la ventana a mis papás y a mis primas que me habían acompañado. Antes de salir de esa pequeña sala, sonreí y saludé a mi mamá que supongo también sufrió de nervios al ver todo lo que me hacían, supuse que eso le quitaría un poco la preocupación.

Me dieron paracetamol y salí unos momentos a otra sala donde descansé unos momentos antes de salir a ver a mi familia. Suspiré aliviado. Llegué a mi casa y sufrí un poco las molestias post-operatorias por unos 3 días.  Las primeras 12 horas, literalemente no debía abrir los ojos, o debía mantenerlos cerrados, realmente es difícil.

En realidad vivir esa experiencia te hace valorar lo increíblemente importante que es ver, algo tan sencillo como ver a tu alrededor. Hay personas que no pueden ver nada en ningún momento, y yo con sólo 12 horas así,  estaba muriendo de impaciencia, aprendí a valorar la virtud de poder ver. También aprendí mucho sobre ser paciente, sin poder moverme ni poder ver tuve que estar todo ese primer día, la paciencia tiene un poder increíble. La música fue mi única compañía en ese largo tiempo.

Los siguientes dos días fueron más tranquilos porque ya podía abrir los ojos, pero no podía enforcar la mirada en un punto, aún mis ojos estaban delicados. Hasta al cuarto día me di cuenta que tenía vista de águila en comparación con la que tenía anteriormente, aunque un poco borrosa, eso me preocupó un poco.

En las vistas de chequeo a la clínica me dijeron que poco a poco mi vista mejoraría, que no había de qué preocuparse. No mintieron, aún no puedo creer tener esta vista, en la próxima visita me darán de alta oficialmente y me siento como en un sueño nítido y claro. Sólo las personas que tienen tanta graduación como yo tenía podrían entender mi felicidad.
A pesar del sufrimiento (porque no se le puede llamar de otra forma) vale mucho la pena, si hay alguien que esté pensando en operarse los ojos les recomiendo lo siguiente:
  • Investigar exhaustivamente todo lo que haya que investigar (les dejo algunas páginas que me fueron de utilidad).
  • Nunca confiar en las clínicas que ofrecen el 50% de descuento en cirugías o en las que digan que tendrás una mejora del 100% (nadie puede garantizar el 100%).
  • Encontrar un doctor con experiencia y que explique con detalle cada paso de la cirugía. Si no transmite confianza, ¡descártalo!
  • Pensarlo más de una vez si realmente se desea pasar por todo lo que relaté.

Quize relatar esto, para que sirva como alguna referencia a algún interesado en dicha cirugía. Por favor, tomen muchas precauciones, porque a pesar de todo no deja de ser una cirugía, y toda cirugía implica un gran riesgo. Recomiendo mucho al Doctor Arenas y a su clínica, ustedes mismos pueden investigarlo en el link que aparece al final. Es un gran cirujano con mucha experiencia y conocimiento.

Esta fue mi experiencia, una que nunca olvidaré, me dejó muchas enseñanzas sobre lo afortunado que soy y la alegría de poder ver con claridad. Estaré eternamente agradecido con mis papás por darme todo el apoyo económico y emocional en todo momento. El mundo ha cambiado para mí, y eso es más que una sola frase, es un cambio radical en mi vida del que nunca me arrepentiré.

Cualquier duda o comentario es bienvenido y con gusto responderé a algún interesado, nadie me paga por hacerle publicidad a la clínica, sólo es en agradecimiento a lo que han hecho por mí.

*Por motivos de seguridad personal no escribiré el costo de mi cirugía, pero en la página de la clínica vienen los costos de la operación.

Información de todo tipo sobre las técnicas de cirugía laser:
http://www.cirugia-laser.net/
 
La clínica del Doctor Arenas:
http://www.lightvision.com.mx/2/

La épica historia del Caballero Corazón y los Guerreros Escarlata

•28 de junio de 2011 • Dejar un comentario

¿Qué otra cosa podría hacer, si no honrar con estas palabras, a los valientes Guerreros Escarlata y al heróico Caballero Corazón?

¡Honor a los valientes guerreros, que no en vano dieron su vida por causas de amor!

La Batalla dio inicio

No hubo marcha atras, ¡la batalla estalló!

como un ser onmipresente, la guerra, a los Guerreros Escarlata acechó

y en una embestida cruda y sin compasión

el Batallón de la Soledad y la Inmunda Tristeza atacó,

muchas almas murieron de forma atroz

y muchos corazones hechos polvo murieron sin un digno adiós…

Solo hubo un sobreviviente león:

El Caballero Corazón.


———————————————————————————

Monólogo del Caballero Corazón

Como un alma atormentada que lucha en las noches para ver la luz del día

como un alma solitaria que deambula por calles sin rumbo debo luchar para no perder la razón

pues podría, en una noche de sangrienta locura,

jamás volver del trance

podría quedar perdido fuera de mí mismo en la inmensidad de las llamas

podría perder tus brazos de cielo, tu boca de seda y tus besos de luna

podría perder a mi niña fantasma y no volverla a ver

no tener cerca a mi amada Alma Resplandeciente sería mi fin,

por eso es que me cuido en la batalla contra las fuerzas de la Soledad y la Inmunda Tristeza,

cada día se lleva a cabo una feroz batalla interna,

cada día se desprende más mi alma de mi cuerpo

y sangran mis entrañas al compás de la pólvora,

la batalla siempre está presente

y yo solo lucho por mantenerme vivo para volver a tí

y poder observar tus ojos de universo,

y si muero en este campo de batalla, tus ojos, amada mía, será lo que veré al final de mis días

aunque yo quisiera verte a tí…

Los rescoldos de la guerra:

(Últimas páginas del diario del Caballero Corazón)

Y al final, ¿qué quedará de mí?

no parece importarme, porque sé que seguiré vivo

no morirá mi espíritu ni aunque me incineren con palabras,

siempre volveré y encontraré el camino a donde pertenecen mis ilusiones y esperanzas

volveré a tu cuerpo, a tu escencia.

Como un salvaje rogaré por tus besos de luna, cuando vuelva, 

te cantaré melodías que invento a diario en mi larga batalla contra la Soledad y la Inmunda Tristeza,

te llevaré tesoros que ningún ser humano habrá visto

y te haré reír tanto, que sentirás dolor en la quijada

porque así es mi espíritu inquebrantable

digno de amar y de sentir.

Un día de sol naciente esta guerra sin sentido terminará

y triunfará como lo hace siempre,

tu Caballero Corazón,

el valiente león que vibra al defenderse

tu guerrero escarlata seguirá de pie,

y su alma moribunda buscará tu rastro

para que con un simple beso, le des más fuerza que mil tormentas,

y la fuerza de tu amor invencible

inundará de calma y de paz a este valiente que volverá de la guerra

a llorar con su dueña y llenarla de infinito amor.

———————————————————————————

Alma Resplandeciente

Finalmente, las muertes de los Guerreros Escarlata no fueron en vano

pues el batallón de la Soledad y la Inmunda Tristeza por fin fue derrotado

y el Caballero Corazón llegó a amar, justo como lo prometió

y como tanto tiempo anheló,

a su amada Alma Resplandeciente

y así es como vivirá eternamente

junto a su princesa que siempre lo había amado

y que tanto tiempo por él había esperado.

Fin

Hasta luego, Ubuntu

•14 de junio de 2011 • 3 comentarios

Mi despedida de Ubuntu no fue tan dramática como parece. La principal razón que me llevó a cambiar de distribución de Linux fue que simplemente no me gustó nada su interfaz de usuario Unity y algunos cambios que sufrió y que en mi opinión, terminaron por dañar su esencia y volverla fea.

Entonces es cuando pienso, ¿en qué radica la belleza del software?

Cada quién puede tener su propia respuesta, para mí la belleza del software se encuentra más en la eficiencia que en el aspecto visual, es como tener un equilibrio entre eficiencia y buena apariencia, y de repente, la palabra “minimalista” aparece como si fuera lo que mejor describe la belleza en el software; la abstracción de lo esencial. Así como en el arte, uno ve una habitación minimalista como la de la ilustración o quizá una pintura minimalista y de inmediato uno percibe la belleza, no hay que ser tan artístico para percibirla.

Hay muchas bondades cuando lo esencial es resaltado, todo es claro y sencillo, en eso radica la belleza, en la sencillez.  Y con todo lo anterior, resultó que Xubuntu (que por cierto se pronuncia /zuːˈbuːntuː/ “zoo-BOON-too”, y no sabía) me ayudó a encontrar ese minimalismo que buscaba, a costa solo un poco, de que no es tan bello su escritorio Xfce. Además, algunas veces la versión anterior 10.10, tenía algunas inconsistencias, pero esto cambió en la última versión 11.04, y ahora también cuenta con un dock que le da solo un aire al de Mac, pero dista enormemente de serlo.

A pesar de sacrificar un poco el aspecto visual, encontré mucho mejor rendimiento en general, me puedo percatar que gasta menos recursos al usar menos librerías que Ubuntu. Sin duda la recomiendo mucho como una nueva alternativa a Ubuntu para los que aún están indecisos de cambiar de distribución.

Otra alternativa que conocí fue Arch Linux que quizá muy pronto sea una nueva aventura por conocer así como la que muy pronto será una distribución oficial derivada de Ubuntu, Lubuntu. Esta última promete ser un muy buen rival de Xubuntu para computadoras con recursos limitados o usuarios como yo que buscamos minimalismo.

Para los que buscan otra alternativa para Ubuntu, pero que no afecte tanto el entorno visual, Linux Mint probablemente puede ser la mejor opción. Yo también la tengo instalada y me sorprendió mucho por su elegancia y estabilidad, además de que utiliza los mismos repositorios que Ubuntu y hasta algunas veces tiene mejor soporte de hardware. También la recomendaría como una alternativa, que a diferencia de Xubuntu, es visualmente impecable.

Al menos por el momento no he tenido ningún problema con Xubuntu 11.04, ni con Linux Mint 11. Cualquier busqueda en google podría dar más información detallada de las opciones aquí presentes para investigar más al respecto.

Los usuarios de linux somos muy inquisitivos y si no nos gusta algo lo demostramos, por eso no es que le demos la espalda a un buen proyecto como Ubuntu, si no que le damos una llamada de atención a escuchar lo que los usuarios pedimos. Es nuestro propio derecho a que no quieran imponernos lo que se les antoje cual usuarios de Windows. Nosotros somos los que tomamos la palabra y además, varias opciones son derivadas de Ubuntu, es por eso que de forma indirecta seguimos apoyándolo.

De ahí que mi adios a Ubuntu no es tan dramático como parece, solo es mi forma de manifestar mi descontento, dejando en claro que mi apoyo seguirá presente y estoy muy seguro que el de los fieles usuarios de linux también.

Cazador de respuestas

•23 de mayo de 2011 • Dejar un comentario

Los lunes son días lunares, días en donde nos gustaría poder escapar de nuestras ocupaciones y volar a las estrellas, los lunes son días ideales para imaginar y cazar respuestas.

No sé a ustedes, pero a mí en lo personal me fascina imaginar y fantasear. No existe nada más poderoso que la imaginación humana pues esta es la fuente de inspiración para casi todas las respuestas que buscamos.  A veces pienso que nada en este mundo puede quedarse sin una explicación racional y solo es cuestión de tiempo e imaginación para encontrar las respuestas misteriosas que nos quitan el sueño, aunque otras veces, pienso que hay ciertas respuestas que son demasiado complejas para el intelecto humano. La verdad, no me atrvería a inclinarme por una de ellas pero me encantaría que todas las respuestas tuvieran solución en una especie de romance entra la pregunta y la respuesta.

Las matemáticas dejan muy en claro que hay ecuaciones que no tienen solución. Por otra parte, se han encontrado respuestas increíbles con muy pocas pistas como Newton y su trabajo sobre la gravedad, aunque sea claro que el tipo era un genio, lo único que utilizó fue su intelecto y su imaginación. Las respuestas siempre están flotando, es solo cuestión de ser lo suficientemente observador, paciente y astuto para atraparlas.

Pero ¿a qué respuestas me refiero? Me refiero a todas. Hay varios ejemplos de preguntas que nos vuelven locos: “no sé que hacer con tal problema”,  “no sé si deba disculparme con mi pareja”, “no sé si decir esto o lo otro”, etc… siempre hay respuestas que queremos encontrar y si no las tenemos entonces estamos vacíos. Y como lo dije anteriormente, me encantaría pensar que siempre habrá una respuesta a todo, pero hay romances que nunca se consuman como el de las preguntas y las respuestas, y así como en el mundo real que hay personas que jamás encuentran el amor, así hay preguntas que jamás encuentran su respuesta, creo que esa es la triste verdad.

Quizá algunos de nuestros problemas no tengan solución, justo como algunas ecuaciones, o puede ser también que no estamos viendo el problema desde la perspectiva adecuada. Entonces, ¡qué difícil es encontrar respuestas correctas!

Lo cierto es que si se quieren encontrar dichas respuestas, es solo cuestión de imaginación, astucia y paciencia. A medida que uno piensa claramente podrá encontrarlas en un momento de inspiración, aunque como bien lo dijo Picasso: “la inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando”.

 
A %d blogueros les gusta esto: